La cochinilla

la-cochinilla-003-pan.jpgLa cochinilla (Dactylopius cocu) fue el cultivo más importante en los años que van desde 1860 hasta 1980. Significó más del 90% de las exportaciones, transformando la economía de la isla en esa época. La cochinilla se utilizaba principalmente para la elaboración de tintes, sobre todo para el mundo de la cosmética.
Más tarde, con la aparición de los tintes sintéticos, el cultivo de la cochinilla se fue abandonando, quedando algunas reservas de cultivo en la zona de Mala y Guatiza, aproximadamente unas 150 hectáreas. En la actualidad y después de algunos intentos de recuperar su cultivo, ante la fuerte competencia de los productos sintéticos y la dificil comercialización, casi se ha perdido su cultivo, por lo que las plantaciones de tuneras van desapareciendo con el tiempo, por el abandono.

Haciela-cochinilla-seca-004-pan.jpgndo una breve descripción: La cochinilla es un insecto homóptero procedente de Méjico dónde ya los aztecas lo utilizaban para obtener colorante desde mucho antes de la llegada de los españoles. Se estima que a Canarias llegó hacia el año 1825 procedente de Cádiz con el fin de experimentar su cultivo dadas las buenas temperaturas del archipiélago. Se piensa que a Lanzarote llegó sobre el año 1835, comenzandose a cultivar en la zona de Tiagua, para más tarde, sobre 1850 pasar a cultivarse en Mala y Guatiza, dónde prosperó.

Normalmente la cochinilla vive en un género determinado de opuntia (familia de las cactáceas), la ficus indica. Las tuneras se plantaban en hileras a lo largo de las finca y a unos 2 metros de separación entre hileras. Para la diseminación de la cochinilla, se procedía de la siguiente manera: Se preparaban unos tableros sobre los que se extendían las madres de la cochinilla listas para el desove y se les cubría con una tela blanca. Una vez que habían desovado, estos pequeños insectos se introducían en pequeños saquitos y se colocaban sobre las pencas de las tuneras (normalmente en primavera) hasta que pasado un tiempo los pequeños insectos empezaban  a alimentarse de la savia de la penca y extenderse por toda la tunera. Cuando la cochinilla está completamente desarrollada  produce un polvo blanco con el que se protege, sobre todo del agua, al ser este impermeable. Esto nos indica también que es momento de llevar a cabo la recogida. Se estima que el crecimiento de este insecto tarda unos tres meses, pegado a la penca, engordando con su savia hasta alcanzar un tamaño de unos 5 mm.

En la recolección, se utilizaban múltiples utensilios, mostramos algunos de ellos:

recogedor-cochinilla-5557-pan.jpgmilana-cochinilla-5468-pan.jpgtablero-cochinilla-5465-pan.jpg
 Cuchara                              Milana (30 cm. x 20 cm)    Tablero  (110 cm. x 55 cm. apróx.)                           

Se utilizaba la cuchara para retirar las de mayor tamaño y depositarlas en una milana (recipiente artesano de hojalata), depositándose luego en un tablero para  proceder al secado.